KilleandoSeries

Porque en el fondo es lo que todos pensamos

Breaking Bad: Resumen + Review Season Finale

Breaking Bad es una de esas joyas que te preguntas porque no están arrasando en las parrilas de medio mundo. Me va a costar hacer un resumen + review de la que es sin duda una de mis series favoritas, y como dijo Oscar Wilde, es bastante difícil no ser injusto con lo que uno ama. Pero la tónica de éste blog es cachondeo, asi que allá vamos.

Hablemos de ésta serie dónde el padre de Malcom vende droga.

Breikin Baz es una serie atípica, no sólo por el argumento, si no por la forma de narrarla. Hablo, claro está, de esos episodios que transcurren lentos a ojos del espectador mediocre (zassssca) pero que son pequeñas joyas de la interpretación dónde la mitad de las veces no hacen falta ni palabras.

La serie cuenta la historia de Walter Blanco, un tio al que le diagnostican cáncer y no se le ocurre otra cosa mejor que hacer que ponerse a fabricar droga con el yonkie del pueblo para hacer pasta (dinero, no macarrones) y dejar a la preñada de su mujer y al lisiado de su hijo servidos cuando él la palme. Hasta aqui todo normal, es lo que cualquier ser humano con dos dedos de frente hubiera hecho en las mismas circunstancias.

Total, que se alía con Jesse Pinkman, un porrero escuchimizado de instituto que tiene la cabeza grande unos ojos preciosos y buen corazón y por eso mismo se pasan dándole palizas 60 capítulos y a pesar de los kilos de ropa que suele llevar, no amortiguan los golpes lo suficiente y hace que con mas frecuencia de la que quisiéramos, olvidemos el aspecto real de su cara.

Pero claro, no pueden ponerse a fabricar Meth asi en cualquier esquina, requiere unos conocimientos, un proceso y un espacio que ninguno de los dos posee, asi que Jesse le roba una caravana a un ciego y Walter a su vez pilla un super tupper y se guarda pa él pa siempre cosas del laboratorio del colegio dónde da clase y deciden establecer en la caravana su sede central. Se compran flores y cuadros de pajaritos para decorarla y luego de echar una Wii y comprobar que no hay espacio pa tanto, se ponen a fabricar droga, como quien hace magdalenas. Walter la hace, en pelota picada, y porque es el listo de los dos, y Jesse que no está en pelotas nunca para mi desgracia, la vende, que para eso es el yonkie.

Se pasan asi un tiempo, pero el ego de Walter Blanco es completamente desmesurado y le dice al bueno de Pinkman que hay que apuntar mucho mas alto y hacer las cosas a lo grande, no vendiendo asi al por menor, que eso no da pasta, que deberían colarla en algún estante del Mercadona y hacerla pasar por azucar y tal. Asi que se alían, por decirlo de alguna manera, con un tio malo como la peste, el típico que te dan ganas de matar nada mas verlo, un tal Tucco Salamanca, que no es de Salamanca si no de Torremolinos, que hace un trato con Walter y Jesse: yo te doy tanto, tu me das tanta droga. Fácil. El problema es que el tal Tucco está muy muy muy mal de lo suyo y no tiene reparos en agredir o directamente matar a cualquiera, menos a su yayo, un tio que habla con una campana. Osea, no que él hable con la campana, si no que se comunica mediante ella, paletos.

A Walter le siguen llegando facturas de su tratamiento médico, y un ex compañero suyo con orejas desproporcionadas y su mujer, se ofrecen a pagar el tratamiento, trato que el calvo con gafas no acepta pero finge que si para que la lista de su mujer se lo trague y no haga preguntas incómodas como “porque si traficas y tienes tanto dinero, no me dejas comprar me un negro que me abanique cosas bonitas” y tal.

El tema se le va de las manos un poco y Jesse y “yeah science Mr. White” acaban en el quinto culo, en un refugio de Tucco, temiendo por su vida cada segundo, hasta que al final logran cargárselo y salir de allí por patas, literalmente.

Después de ésto siguen vendiendo droga a pie de calle, hasta que unos pordioseros atracan a uno de los colegas de Jesse quedándose la pasta y la droga, asi que Pinkman se rebota “a mi tu no me vacilas, pava” y va hasta su casa a recuperar lo que es suyo y acaba ejerciendo de niñero y llevándose la pasta de una cajero automático que habían robado los pordioseros.

Mas adelante, la cosa se pone fea cuando la poli detiene al colega gordito y gracioso de Jesse, mas conocido como Badger, vendiendo la metanfetamina del escuchimizado. Walter decide contratar a un abogado, Saul Goodman, pero se equivoca y contrata a un ex-telepredicador y participante del Club de la Comedia, y luego le da rabia cambiarlo porque le coge cariño, lo adopta como socio y se lo queda. Ésto no evita que las cosas vayan de mal en peor, y a Combo, otro compi de Jessi, se lo carga un niño por vender droga en un territorio que no es el suyo. Porque los niños de hoy en día te son asi, claro, se educan con Sálvame y videojuegos violentos y luego pasa lo que pasa.

Entretanto el Jesse se echa una novieta buenorra, que vive en la puerta de al lado y la cual es yonkie rehabilitada, y cuya reputación se va a la mierda en cuanto aparece Pinkman en escena. Que digo yo que que fácil es de tentar ésta chica, parece mentira que lleve “tanto tiempo” limpia. En fin.

Jesse y Blanco deciden que su relación no va bien y van a una terapia de pareja, pero se les cala la caravana en el desierto y ya puestos se ponen a fabricar droga como locos durante 4 días. Fuck yes. Y como Saul de tonto no tiene ná, encuentra un nuevo narco a gran escala con quien hacer negocios: Gus Fringe, (que nada tiene que ver con la serie de mismo nombre) Un tio negro serio, con estilo, discreto, dueño de la cadena de comida rápida KFC Los Pollos Hermanos, la ostia vaya, pero para cerrar el traro Walter tiene que hacer a ojo 700 kilos de droga y entregárselos a Gus en un plazo concreto, que cuadra, me cachis en la mar, con el nacimiento de su hija, (liberando asi a Skyler de esa barriga que luce toda la temporada) acontecimiento al cual White no llega a tiempo. Asi que Skyler se china en plan “esto es el colmo ya, fumas porros, haces nudismo en los supermercados…quiero el divorcio” y tal, y por su parte, la novieta de Jesse muere de sobredosis. Ooooh, que bien pena.

Al final todo se acaba sabiendo y Skyler se entera de que su maridito es en realidad una mujer trafica con droja. Que fuerte. Pero como ésta mas loca que Walter en algunos aspectos, monta una mentira creíble ante su familia (su hermana y el marido de ésta, del que por cierto aún no he hablado, mira tu que bien) sobre la adicción de Walter al juego y a apostar dinero en las peleas de gallos. Todos se la cren. Bien Skyler, BIEN.

Bla bla bla, Gus le ofrece el pastizal del siglo a Walter, again, para que trabaje con él en un laboratorio cuquisimo que se ha montado el Fringe en el subsuelo de una lavandería, pero a cambio debe dejar a Jesse tirado en una cuneta y trabajar con un tipo nuevo que es como un niño de doce años pero con un cerebro que mete miedo para la química. Y a eso van, mientras por su parte Pinkman intenta hacer droga por si solo y acaba vendiendo La Farola en las esquinas, hasta que Walter le necesita, porque se lo van a cargar por listo, y le pide a Jesse, asi como si nada, que si porfaplease se puede cargar a su ayudante de laboratorio porque empieza a ser demasiado listo. Y va Jesse, que es un pedazo de pan, y se lo carga disparándole en un ojo. Ay, que dolor.

Estamos ya en la cuarta y penúltima temporada de ésta serie completamente orgásmica. Gus intenta poner un poco de disciplina en el laboratorio y muy elegantemente y con mucha educación y parsimonia, le corta el cuello a un tío con un cutter delante de ellos. Olé tus huevos Gus, que grande eres. Y a Skyler se le da por comprar un lavadero de coches para blanquear el dinero, bien pensando chica.

Jesse, traumatizado perdido se deja ir y pasa de todo, se monta unas fiestas que ni Pocholo y asi pasan sus dias. Del laboratorio a casa, de casa al laboratorio (y a los cars) Y Walter sigue a los suyo trabajando para Gus, paranoico perdío con que se lo van a cargar. Mike (ola Mike, no había hablado de ti aún) un tio mas tranquilo que una señora mayor cruzando un paso de peatones con el semáforo en rojo, se lleva de jarana a Jesse y lo integra en la sociedad, mientras Hank, el cuñado de Walter y miembro de la DEA, investiga desde la cama , recuperándose de una pelea de parking mientras colecciona rocas, que hay de raro en todo el asunto del asesinato de Gale, el compi de laboratorio de Walter, y como es mas listo que el hambre, sabe que Gus está metido, sabe que la lavandería también lo está pero no puede demostrarlo. Mierrrrda.

Gus se lleva de excursión a Jesse a la casa de un narco que vive como Dios, y allí los envenena y los mata a todos asi en un zasca. Gus también resulta parcialmente envenenado y le toca a Jesse llevar al jefe y a Mike que también está herido, al médico de urgencia. Pero hay cola porque la seguridad social funciona como el culo.

Total que Gus se recupera y despide a Walter porque Hank le está tocando mucho los huevos, y éste que estaba sin contrato se queda sin indemnización. Intenta poner una demanda por acoso pero no consigue nada. Asi que despechado, Walter acuerda con Jesse cargarse a negro que habla raro en español, porque seguro que es él quien ha envenenado al hijo de la nueva novieta de Jesse. Y Jesse pues accede. Claro. Vendetta a tope. Y se montan un plan de la ostia, por el cual el viejo de la campana accede a convertise en kamikaze y deja que Walter instale una bomba asociada a su ring ring, porque Gus tampoco es del agrado del viejuno mudo éste. Asi que Walter atrae la atención del negro que habla raro hasta la residencia dónde se encuentra el hombre-camapa y boooooooooooom, todo a tomar por culo. Viejo muerto, negro guardaespaldas muerto y Gus sale de la estancia, en lo que con toda la objetividad del mundo es la mejor escena vista en televisión hasta la fecha, se coloca la corbata muy dignamente, para morir al instante ya que la bomba le ha sacado medio cuerpo. FUCKING AWESOME. Face off.

El capítulo acaba con la muerte de Gus, al Fringe!! (chiste horrible, lo se, pero yo me he reído) un apretón de manos entre Walter y un Jesse demasiado iluso y una llamada telefónica de Walter a Skyler que dice “I won” con una media sonrisilla que da miedo.

Después la cámara nos traslada unos pocos segundos hasta la casa de Walter, hacia la zona de la piscina, dónde vemos como la planta que envenenó al hijo de la novieta de Pinkman, crece en su jardín….

Menudo hijo puta. Pero como le queremos ¿eh?

Y hasta aqui el extenso resumen de una de las mejores series de la historia de la televisión, sin duda ninguna. En verano veremos el desenlace, ya que la quinta será la última temporada, para dolor de nuestros corazones.

Hasta entonces, sólo nos queda esperar…

Single Post Navigation

One thought on “Breaking Bad: Resumen + Review Season Finale

  1. Roy Batty on said:

    ¡Grande, nena, grande!
    Me he reido mucho, gracias

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: